El halcón

Un día Nasrudín encontró a un fatigado halcón posado en el antepecho de su ventana.  Jamás había visto un pájaro igual.

- Pobrecito – dijo -. ¿Cómo es posible que te hayan permitido llegar a este estado?

Cortó las garras del halcón, le enderezó el pico y le recortó las plumas.

- Ahora te pareces más a un pájaro - dijo Nasrudín.

  • Wix Facebook page
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now