La caída

Al oír un tremendo ruido, la mujer de Nasrudín corrió hacia el cuarto de aquél.

- No hay por qué preocuparse -dijo el Mulá-, es sólo mi manto que se ha caído al suelo.

- ¿Qué? ¿Y eso es lo que provocó semejante ruido?

- Así es. Lo que pasa es que yo estaba dentro de él cuando se cayó.

  • Wix Facebook page
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now