El ratón que se transformó en niña

Un brahmán se paseaba en cierta ocasión por los alrededores de una fuente y vio caer junto a sus pies un ratón desprendido del pico de un cuervo. Lo cogió y lo llevo a su casa; después suplicó a los dioses que lo transformaran en una niña, gracia que le fue concedida.

 

Algunos años después, viendo que la niña había llegado a la edad apropiada para casarla, dijo a la joven:

 

- Elige de toda la Naturaleza el ser que mas te guste; prometo casarte con él.

 

- Quiero -dijo la joven - un marido que sea tan fuerte que nunca pueda ser vencido.

 

- Entonces, es el Sol lo que quieres -dijo el brahmán. 

Y al día siguiente le dijo al Sol: 

- Mi hija desea un esposo que sea invencible; ¿querríais casaros con ella? 

Pero el Sol le respondió: 

- La nube destruye mi fuerza; dirigíos a ella. 

El brahmán hizo la misma pregunta a la nube.

 

- El viento - dijo ésta - me hace ir a donde mejor le parece.

 

El anciano no se desanimó y rogó al viento que se casara con su hija; pero como el viento le hizo saber que su fuerza era detenida por el monte, se dirigió al monte. 

- El ratón es más fuerte que yo, puesto que me agujerea por todas partes y penetra en mis entrañas. 

El anciano fue, pues, en busca del ratón, que consintió en casarse con su hija, diciendo que hacía tiempo que buscaba esposa. 

El brahmán, cuando entró en su casa, preguntó a su hija si quería casarse con el ratón y ella aceptó, puesto que el ratón vencía al monte, el cual detenía al viento, dueño de la nube que oculta al Sol.

El buen hombre se dijo entonces:

 

- Para llegar a este fin, ¿qué falta hacía haber cambiado ratón en niña?

 

Y rogó a los dioses que la joven volviera a su primitivo estado de ratón, gracia que obtuvo.

Se sugiere ver: La hormiga y la nieve

  • Wix Facebook page
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now